Tomar en pareja te hace susceptible a la felicidad

Por increíble que parezca, tomar juntos de vez en cuando ayudaría a las parejas a tener una relación más agradable. No lo decimos nosotros, lo dice Oxford.

A pesar de todas las fake news y noticias con dudoso contenido que abundan en la actualidad, parece ser que, a la larga, tomar en pareja hace más feliz una relación. Y si quien lo dice es la Universidad de Oxford lo dice, le creemos.

A nadie le caen mal unos traguitos de vez en cuando, así que más allá de que la comunicación, la confianza y la fidelidad jueguen un rol muy importante, salir por un coctelito, una cerveza o cualquier tipo de trago, también podría ayudarte a llevar una mejor vida junto a tu pareja.

Claro que esto tampoco significa que cada fin de semana se van a tomar “hasta la presión” juntos. Ni debería ser un pretexto para salir de fiesta diario, pues en esos casos acabaría siendo contraproducente.

El estudio que prueba lo anteriormente mencionado puede ser fácilmente revisado en The Journals of Gerontology Series B: Psycological Series, donde fue publicado (en inglés). Se analizó a más de 2,700 parejas; sus rutinas, hábitos y demás. Al final se encontró un patrón: las parejas que se consideraban felices tenían en común el gusto moderado por el alcohol.

Por otro lado es una realidad que todo siempre dependerá de tu pareja; si de plano no le gusta tomar, el irse a echar traguito para convivir no servirá de mucho. Aún más claro: si el alcohol les ha traído problemas anteriormente, pues mejor ni le muevas, hay mil cosas que pueden hacer para el desestrés.

La investigación fue bastante larga. Los participantes eran parejas de más de 50 años y con un promedio de 30 y 33 años de matrimonio; durante 10 años fueron entrevistados para conocer sus gustos y costumbres. Cuando se analizaron los resultados, los que tomaban en pareja son más susceptibles a ser felices que los que no lo hacen.

Deja una respuesta