Piensa Verde

¿Has escuchado el término de Desarrollo Sustentable?

Si no te suena mucho, no te preocupes aquí te lo explicamos.

El Desarrollo Sustentable tiene como finalidad el satisfacer nuestras necesidades básicas sin poner en riesgo las de futuras generaciones, es decir un ganar-ganar.

Debido al modo de vida que la mayoría llevamos actualmente, ha sido inevitable la degradación ecológica y el agotamiento de nuestros recursos naturales; es una realidad que el consumismo nos ha superado y las expectativas para las próximas generaciones en términos de vida sustentable o sostenible son alarmantes, pero calma, aún estamos a tiempo de cambiar y adoptar un estilo de vida más saludable en todos sentidos.

Poniéndonos un poquito técnicos, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente: “Se consideran estilos de vida sustentables aquellas formas de vida, elecciones y comportamientos sociales que minimizan su impacto al medio ambiente (uso de recursos naturales, emisiones de CO2, residuos y contaminación), y favorecen un desarrollo socioeconómico equitativo y una mejor calidad de vida para todos.”

 

Si ya te quedó claro, estarás de acuerdo que ayudar a la conservación de nuestro planeta es mucho más fácil de lo que crees y es algo necesario, de verdad que hacer algo en pro del planeta está súper in y no debes de quedarte atrás, la clave está en las pequeñas acciones diarias como por ejemplo:

  1. Desconecta aparatos eléctricos cuando no se utilicen (si ya cargaste tu celular desconecta el cable y asegúrate de hacer lo mismo con otros aparatos),
  2. Cambia las lámparas por focos ahorradores (puedes elegir incluso el color de luz que deseas para tu casa, esto puede darle un toque súper especial a tu sala, cuarto etc.)
  3. Separa la basura (orgánico e inorgánico, no es tan difícil ¿verdad?)
  4. Evita comprar agua embotellada (ahorras dinero y puedes tener un termo con un diseño padrísimo)
  5. Verifica que las llaves de agua estén completamente cerradas y evitar así el desperdicio de agua
  6. Y qué te parecería saber que puedes ayudar al planeta ejercitándote de manera diaria. Un poco más de bicicleta y menos carro no le viene mal a nadie.

Así que para la próxima que creas que estas actividades no tienen ningún impacto en nuestro medio ambiente, piénsalo 2 veces, piensa verde.

Deja una respuesta