80’s back

Se veía venir; desde que los tenis cobraron protagonismo, fue claro que el estilo sport reivindicaría su lugar en las calles. Y lo hace con una de sus prendas más icónicas, el body.

Popular en los 80 cuando el canon de belleza prefería los cuerpo atléticos y tan de moda estos días gracias a Kim Kardashian –quién más- esta prenda resucita con gran fuerza.
Y es que pese a la reticencia que despiertan las prendas ajustadas, lo cierto es que sabiendo elegir el body adecuado, éste se convertirá en tu mejor aliado para estilizar tu figura.
Además su resurgimiento viene acompañado de una amplia paleta de colores y diversidad de texturas y holguras ad-hoc para cada ocasión; porque aunque la primavera y verano hayan pasado, no significa que en tu armario y tus looks de invierno, no haya lugar para el body.
Por el contrario, los modelos de cuello alto y terciopelo se presentan como uno de los básicos para esta temporada.
Y qué decir de los coloridos estampados que vienen a contrastar con el clima.
Que el body llegó para quedarse también se evidencia en la versatilidad de sus escotes, que pasan del clásico corte de bañador a integrar holanes y pedrería.
Por si no hubiera ya suficientes razones para correr por uno de estos, otra de sus ventajas son las múltiples combinaciones que puedes armar con él: desde un look casual si lo usas con unos jeans hasta uno más formal si optas por una falda.


Si aún no tienes un body, te sugerimos lanzarte por uno. Pues más allá de que se esté convirtiendo en un must have por sus amplias posibilidades para crear diferentes looks. El body destaca por reafirmar del cuerpo de las mujeres en todas sus expresiones.
Lo hemos visto en cuerpos como los de las tops Bella o Gigi Hadid, así como en los de las Kardashian o Beyonce. Y es que si algo deja claro esta tendencia, es la sensualidad femenina.

Deja una respuesta