Huasca, la maravilla natural que debes visitar

Si estás buscando pasar un fin de semana al aire libre, Huasca de Ocampo es la opción; un lugar para disfrutar de diferentes actividades que te acercan con la naturaleza.

Situada a tan sólo 40 minutos de Pachuca, Huasca es un Pueblo Mágico rodeado por bosques y cañones de la Sierra Madre Oriental, que gracias a su arquitectura colonial que la caracteriza, ofrece a sus visitantes un escenario de prismas y cascadas en donde podrán disfrutar de múltiples actividades ecoturísticas y deliciosos platillos gastronómicos típicos de la región.

Uno de los lugares más visitados son sus emblemáticos Prismas Basálticos, considerados dentro de las 13 maravillas naturales de México. Estas estructuras geométricas de 30 metros de altura, están bañados por las presas Azul y San Antonio Regla, dichas columnas de basalto en la barranca de Santa María Regla, se encuentran rodeadas de puentes colgantes, tirolesas y senderos que ofrecen a los visitantes actividades como el senderismo, camping, paseos en lanchas por las presas y paisajes para poder montar a caballo o simplemente relajarse en compañía de la familia.  

Si te gustan más los deportes extremos, puedes visitar Peña del Aire, en donde podrás realizar ciclismo de montaña, o recorrer la montaña en cuatrimoto o incluso a caballo. En este punto podrás tener una vista maravillosa de la Barranca de Metztitlán.

Si lo que buscas son lugares para comodidad y descanso, no puedes dejar de visitar la Hacienda de Santa María Regla que es una construcción del siglo XVIII, ubicada en el fondo de una barranca, que cuenta con una capilla estilo barroco y bóvedas con el toque minero tan característico de la zona. Plasmada de leyendas, esta Hacienda también guarda uno de los lugares en donde fue filmada la película “La Máscara del Zorro”. 

Otra famosa Hacienda de la región, es la de San Miguel Regla, que también data del siglo XVIII y gracias a su estilo colonial se ha vuelto una de las más concurridas. En la antigüedad, era utilizada para procesar los minerales que se extraían de Real del Monte y posteriormente se modificó para convertirla en una estancia en donde podrás disfrutar de sus increíbles patios y su capilla.

Para cerrar con broche de oro, después de un día de contacto con la naturaleza y antes de llegar a tu hotel, la comida que podrás degustar en esta zona va desde tacos de carnitas, mole de panza, caldo de hongo, chinicuíles, escamoles, hasta los tradicionales pastes, pambazos y las truchas.

Sin duda, Huasca es un destino que no puedes perderte en tu próxima visita a nuestro Estado.